miércoles, mayo 18, 2005

Basura Clásica: "Crimes of Passion"

Hoy estreno una sección que se volverá habitual en este blog. Cada semana una película de culto del cine basura. Pero no hablo de películas malas como Hulk, Resident Evil o The Ring. Yo hablo de películas malas de verdad, no de simples bodrios que en su tiempo fueron un éxito en taquilla pero destrozadas por la critica. Hablo de películas tan miserablemente malas que son lo mejor de lo peor. De esas que ves a escondidas pero no puedes parar de verlas para descubrir que tan bajo pueden caer.

Crimes of Passion ( La pasión de China Blue)
Image Hosted by ImageShack.us
Rodada en la década maldita de los ochenta, "Crimes of Passion" es una película de la que se ha dicho de todo: ridícula, sucia, perversa, de mal gusto, asquerosa, etc... Pero precisamente es ahí donde radica su encanto, en lo sórdido de su puesta en escena y de su linea argumental. Su cinematografía no podría ser distinta al de una película de cine B, genero tan desprestigiado que pocos conocen su verdadero origen y saben de verdad apreciarlo.
Dirigida por Ken Russell mismo director de la genial Altered States (1980) y de otro clásico del cine basura, Whore (1991).

La película comienza con Bobby Grady, un padre de familia convencido de que tiene un matrimonio perfecto, siendo cuestionado por uno de esos grupos de auto-ayuda (para divorciados) sobre la supuesta felicidad de su matrimonio.
El se niega a admitir que su matrimonio es un fracaso. Ya que solo vino por apoyar a su mejor amigo quien se acaba de separar de su esposa.

A partir de ese momento la película da un salto inesperado, pasando de aquel cuarto en claro-oscuro a el de una puta que se hace llamar China Blue. Con una jovensisima Kathleen Turner metida 100% en su papel. Siendo una de las razones por lo que uno se queda pegado al sillón. La actuación de Turner es lo mejor de la cinta.

La ambientación tanto del cuarto de China Blue así como del antro donde trabaja y sus alrededores son de un mal gusto sublime, con luces de neón de todos los colores centellando en la oscuridad, cuartos inmundos, calles sucias, pasillos nauseabundos, estética típica ochentera que pondría a vomitar y obligara a cambiar de canal a mas de uno.

En otro giro del guión, ahora regresamos a la aburrida vida de Grady quien vive en uno de esos suburbios gringos.
Ahí conocemos a su insufrible mujer: frígida, frívola e infeliz que vive reprochándole a su marido por los lujos que no tienen y que envidia de sus vecinos.
Motivado por los reclamos de su esposa, Grady decide conseguir otro trabajo. Es contratando en una empresa para investigar a Joanna Crane, una joven diseñadora de modas, sospechosa de vender secretos de la empresa a la competencia.

De vuelta a las pútridas calles, China Blue es seguida por un extraño, quien la persigue hasta llegar a su cuarto donde es violada. En una de las escenas mas grotescas del cine: Su verdugo, un vagabundo, se baja el cierre para luego despojar a China de su ropa interior, abrirle las piernas y comenzar a penetrar-la violentamente hasta eyacular al cabo de unos segundos. Pero todo era un juego sexual de China con su desaliñado cliente.
A estas alturas ya debe haber algunos estómagos revueltos.

Ahí es cuando, Grady quien observa por la ventana, descubre que China Blue es la misma persona que su jefe mando a investigar. Ya que la había estado persiguiendo. Pero no hace mas que quedarse viendo.
Ahí aparece Anthony Perkins (sí, el mismo de Psicosis) quien personifica al Rev. Peter Shayne, un cura que acosa a China, ya que según el, quiera salvarla de sus pecados.
Como a China Blue le valen verga los mandamientos, ella trata de seducir al cura, y de ofrecerle su cuerpo, pero este se niega, torturando-la con pasajes bíblicos hasta que ella lo bota de la habitación por maricón.

Image Hosted by ImageShack.us
Al final se descubre que era un cura travestido que estaba obsesionado con China, y es asesinado por esta ... con un consolador. Se descubre el cuerpo de este en el suelo ensangrentado vestido con la ropa de China, con el dildo clavado y Blue vestida con la ropa del Reverendo.
¿ Que Cosa ? ... ¿ Que les conté el final ?
¿ Y el resto de la película ? ... Pues tendrán que caer tan bajo como yo, y verla.

Calificación: -5.
Linea:

- Esposa de Grady: ¿ No te enseño tu mama a lavarte las manos cuando sales del baño ?
- Bobby Grady: No, ella me enseño a no orinar-me en los dedos.

Primer Plano: A la actuación de Turner.
Porque esta película vale tanta mierda: Que no leíste lo de arriba.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

con esa reseña me entraron unas putas ganas de verla.

Befree dijo...

Mala? o tal vez no entendiste el trasfondo psicológico? maybe...